miércoles, 27 de mayo de 2015

Así habló Penélope de Tino Villanueva

La reflexión sobre este hermoso libro, es sobre el posicionamiento, una ardua extensión sensible que se sitúa en la frontera de la frontera, contar el mito desde Penélope, que es la mujer, que es la madre, que es inmigrante, y justamente cuyo posicionamiento conmueve al sì mismo que es Tino Villanueva. Prometo traducir esta iluminación cuando pueda sentarme y desplegar la anécdota de su hermosa escritura... CÓMO ESPERO Hoy sentada junto a la ventana, mi alma nada hasta adentrarse en el profundo azul añil del mar. Soy mujer en espera, enamorada de un hombre, del amor que nos teníamos, enamorada. Me juré esperar, y con pasión aún espero, incluso cuando ya el sol su fuerte brillo ha perdido. Recojo mi pena y al lecho la arrastro, y allí aguardo algo más hasta que el dulce sueño se me posa en los párpados. Al día siguiente me levanto, y me oigo palabras rebosantes de esperanza, …y vuelvo a esperar. Son estas las cosas que me digo en alto, para tener claro el sentido, para que el día siga vivo. Soy mujer en espera, que aguarda inquieta como las olas del mar que en la mente se repiten como mensajes venidos de lejos..........................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada